miércoles, 14 de octubre de 2015

300: El origen de un imperio : Historia a la carta y Sangre en abundancia


En la sección de criticas de cine, os traigo una de esas películas en las que no hay que pensar mucho. Esos filmes que son un impacto visual, pero que no aportan nada más, solamente acción en cantidad.
Este es el caso de 300 : El Origen de un Imperio.



Antes de verla como curiosidad, leí un poco sobre historia sobre las guerras que se produjeron entre los Griegos y los Persas, para saber si lo que iba a ver tenia algún rigor histórico, o era pura fantasía.
Cuando termine de ver la película, me di cuenta que tenia un transfondo histórico, solo en el fondo pues el resto es pura historia inventada para darle un toque de dramatismo cuando realmente las cosas no fueron así. Si alguien quiere saber la verdad sobre este acontecimiento, que lea un libro de historia y no se deje influenciar por lo que vea en la pantalla.



La película esta dirigida por Noam Murro, director de origen israelí y en cuya filmografía destacaremos Gente Inteligente ( Smart People ), película que no he visto, por lo tanto no puedo daros ninguna referencia sobre ella. El filme esta basado en la novela grafica de Frank Miller, autor que me gusta. La cinta esta protagonizada por Sullivan Stapleton, que ya se encargara el publico femenino de decidir si sus abdominales son reales o puro Photoshop. Por otro lado en el papel femenino se encuentra Eva Green, sin comentarios, solo diré que esta de buen ver. Hay una escena entre los dos protagonistas de elevado contenido erótico que no se pueden perder.




La película desde el punto de vista visual esta bien, me gusto más 300, pero en el fondo las dos utilizan el mismo sistema, escenas a cámara lenta recreándonos en la sangre, la narración de una historia, la libertad de los pueblos ( una gran contradicción cuando estos tenían esclavos ).
Por ultimo me faltaría por comentar la sangre, un elemento que no puede faltar, pero si alguien tiene fobia a esta, que no se preocupe, pues le dan un carácter oscuro, para que no nos salpique y no veamos siempre la pantalla en rojo y que esta no nos de asco, aunque de eso se encarga  las amputaciones y las cabezas que vemos reventar a lo largo de la película.



También podemos destacar las batallas navales, que daba igual si se realizaban en pleno mar o en tierra, ya que en estas, la gente se desenvuelve como si pudieran en algunos casos caminar sobre las aguas.


En resumen si queréis ver una película para pasar la tarde y no pensar os la recomiendo, eso si nunca penséis que podréis tener esos cuerpos de tableta de chocolate sin un buen programa de retoque fotográfico.

                                
        Una película a la que le doy dos estrellas en una escala de cinco.

0 comentarios:

Publicar un comentario