jueves, 20 de agosto de 2015

Destino


Cruel camino
llama a mi puerta
yo lo esquivo y lo evito
pero es audaz como el viento
que se cuela
por cualquier ranura
sin ser llamado.

Tu camino no es mi camino
y aunque me escondo
siempre acabo
en tus largos dedos
siempre en el mismo lado
de la carretera.

Fijado esta
dicen algunos
cambiarse puede
afirman otros.

Perdido estoy en tu mundo
donde todo se repite
y no tiene rumbo.

Esquivarte intento
pero mis cambios
están en tus manos.

Me creo libre
siguiendo las pautas
que tú marcaste
cruel enemigo.

0 comentarios:

Publicar un comentario