lunes, 12 de octubre de 2015

El caos


Hundido en el caos
gritos que arranco del interior
levantar la voz quiero
para no esconderme en la desesperación.

La luz invade mi interior
pero la oculto
en las profundas alcantarillas
donde no puedan llegar sus rayos de ilusión.

En los bajos fondos
que giran a mi alrededor
bailan y gritan los desheredados
haciéndome perder la razón.

Aquello que perdimos
en las cloacas del amor
no son luces que avanzan
entre cielos azulados
son sombras que deambulan
muertas y perdidas
en las extrañas rutas del caos.

El caos es frío y desolador
pero a mí me da el calor
que un día perdí
entre tus brazos
de luz y de pasión.

0 comentarios:

Publicar un comentario