viernes, 27 de mayo de 2016

Walt Whitman


Walt Whitman ( 1819-1892 )


" ¡ Oh Capitán ! ¡ Mi Capitán ! "

I

 ¡ Oh Capitán ! ¡ Mi Capitán ! Nuestro espantoso viaje ha concluido;

El barco ha enfrentado cada tormenta, el premio que buscamos fue ganado;

El puerto está cerca. las campanas oigo, toda la gente regocijada,

Mientras los ojos siguen la firme quilla de la severa y osada nave;

Pero ¡ Oh corazón ! ¡ Corazón! ¡ Corazón !

Oh las sangrantes gotas rojas,

Cuando en la cubierta yace mi capitán

Caído, frío y muerto.

II

 ¡ Oh Capitán ! ¡ Mi Capitán ! Levántate y escucha las campanas;

Levántate - por ti se ha arriado la bandera - por ti trinan los clarines;

Por ti ramos y coronas con cintas - por ti una multitud en las riberas;

Por ti ellos claman, el oscilante gentío, sus rostros a ti se vuelven;

¡ Arriba Capitán! ¡Querido padre!

Este brazo bajo tu cabeza;

Es tan sólo un sueño aquél en la cubierta,

Tú has caído frío y muerto.

III

Mi capitán no responde, sus labios están pálidos y quietos;

Mi padre no siente mi brazo, no tiene pulso ni voluntad;

El barco se encuentra anclado sano y salvo; sus viajes concluido y terminado;

De una horrorosa travesía, el barco vencedor, viene con un objeto conquistado;

¡ Regocíjense, oh riberas y repiquen, oh campanas!

Pero yo, con lúgubre andar

Camino la cubierta donde yace mi Capitán,

Caído, frío y muerto.


" Cosmos "

Quién contiene a la diversidad y es la Naturaleza

quién es la amplitud de la tierra y la rudeza y sexualidad de la tierra

y la gran caridad de la tierra, y también el equilibrio

Quién no ha dirigido en vano su mirada por las ventanas de los ojos

o cuyo cerebro no ha dado en vano audiencia a sus mensajeros

quién contiene a los creyentes y a los incrédulos

quién es el amante más majestuoso

quién, hombre o mujer, posee debidamente su trinidad de realismo

De espiritualidad y de lo estético o intelectual

quién después de haber considerado su cuerpo

encuentra que todos sus órganos y sus partes son buenos

quién, hombre o mujer, con la teoría de la tierra y de sus cuerpo

comprende por sutiles analogías todas las otras teorías

la teoría de una ciudad, de un poema

y de la vasta política de los Estados

Quién cree no sólo en nuestro globo con un sol y su luna

sino en los otros globos con sus soles y sus lunas

quién hombre o mujer, al construir su casa

no para un día sino para  la eternidad

va a las razas, épocas, efemérides, generaciones.

El pasado, el futuro, morar allí, como el espacio

indisolublemente juntos. 


" Lo que soy después de todo "


¿ Que soy, después de todo, más que un

niño complacido con el sonido

de mi propio nombre ? Lo repito una y otra

vez,

Me aparto para oírlo - y jamás me canso de 

escucharlo.

También para ti tu nombre;

¿ Pensaste que tu nombre no había otra

cosa que más de dos o tres inflexiones ?

0 comentarios:

Publicar un comentario